Acidez

La acidez o pirosis, es la sintomatología más común en las visitas médicas.

La secreción ácida es generada por el estómago, y tiene como función la digestión de los alimentos o “bocados,” y nuestra alimentación es una de las funciones vitales para sobrevivir.

Cuando hablamos de acidez, nos estamos refiriendo al “reflujo gastroesofágico”, ya que el esófago no está preparado para la presencia del ácido y, por lo tanto, cuando este refluye, ocasiona el síntoma.

Los conflictos biológicos relacionados a este síntoma son vividos como conflictos de “bocado”, reales o simbólicos, difíciles de digerir.

Estos conflictos de bocado, considerados vitales, en general tiene su origen en la familia, ya sea biológica o con los que, para mí, son familia (amigos, compañeros de trabajo, etc.)

Ya mencioné lo vital de la digestión y simbólicamente para vivir, es vital una familia que nos cuide y alimente, de ahí la relación.

 

Algunos pensamientos que se identifican con este conflicto:

… “No puedo digerir su muerte”. “No soy capaz de tragar esta situación”.

 

Es importante tomar consciencia de la emoción oculta, que se asocia a esa “situación indigerible,” y reconocer qué creencia o pensamiento la alimenta.

Una vez que la vemos, la develamos, tenemos esa oportunidad invaluable de revisar y cambiar la mirada, hacia “una historia que nos veníamos contando “

gallery/acidez publicación