Partimos del paradigma, de que todo está unido y nada de lo que nos ocurre, es casual. Somos parte del mismo universo y para el inconsciente, el otro, no existe. Siempre me estoy relacionando conmigo mismo, a través de los demás.

 

Si mi pareja me desvaloriza, soy yo quién se desvaloriza, y él o ella, me lo recuerdan. Si en mi trabajo, no me registran o me maltratan, debo de preguntarme ¿qué, no estoy registrando de mí misma o en que me estoy maltratando?

 

Todo lo que vivo habla de mí; es mi proyección.

 

Digamos que nuestra vida es un gran escenario y tanto yo, como los que me rodean, cumplen un papel en mi obra de vida. Todos tienen el rol perfecto, para llevar a cabo ésta obra.

Continuar leyendo...

gallery/blog 1

En más de una oportunidad, alguna consultante me cuenta, que cuando ha decidido venir a consulta, algún contratiempo ocurre que se lo impide, y en más de una oportunidad.

 

Siempre que estemos ante ésto, recordemos que la casualidad no existe , que todo es “causal” y que hay un mensaje en ello; “seguramente , no estamos convencidas de dar ese paso, hay un temor y resistencia inconsciente que me frena y el universo, pone la solución; por ejemplo: se me rompió el auto viniendo para acá, no me dejaron salir a horario del trabajo, la niñera me avisa que no viene y no hay nadie que cuide a mi hijo... etc., etc.

 

Como se trata de un mecanismo de resistencia inconsciente, no entendemos por qué y se lo atribuimos a la mala suerte, casualidad, astros no alineados…

Continuar leyendo...

gallery/blog web
gallery/blog web 3

Cuando hablamos de programas, nos referimos a toda aquella información que condicionaron ciertas emociones, creencias y pensamientos; que hemos recibido de nuestros ancestros, en su gran mayoría inconsciente y que pasará de generación en generación.

 

¿De qué tipo de información hablamos?

Pues hablamos de todas aquellas circunstancias que generaron un estrés emocional en la familia: hambruna, abandono, deseos no realizados, los silencios, muertes o enfermedades dolorosas, abortos, hijos o matrimonios no deseados...entre muchos. También recibiremos desde ya, aquello que fue gratificante y fuente de felicidad.

 

Todo lo vivido por nuestros antecesores y que no tuvo solución o quedó pendiente, pasará a la siguiente generación, para que alguien lo resuelva y le encuentre salida, con el objetivo de lograr el equilibrio del

Continuar leyendo...

gallery/blog web 4

Todos llevamos la información de nuestros ancestros.

 

Aquello que causó dolor, sufrimiento, vidas frustradas y deseos inconclusos, queda grabado en el inconsciente familiar, como información, y ésta pasará a las siguientes generaciones.

 

… ¿Castigo o herencia irrenunciable?  No, en absoluto, ¡para nada!
Toda esta información familiar que pasa a las siguientes generaciones, tiene por objetivo que alguien le dé, una salida o solución, y para que ésto ocurra, tiene que indefectiblemente repetirse ese conflicto, para tomar conciencia y poder hacer el cambio.

 

Por ejemplo: si en mi historia familiar se repitieron “maridos ausentes e inmaduros emocionales”, con mujeres que sufrieron por eso, desvalorizándose y dejando de vivir sus propias vidas,(madre y abuela),  yo

Continuar leyendo...

gallery/blog web 6

Sin importar la edad que tengamos, si hemos sentido que mamá o papá estuvieron lejos, física o emocionalmente, esto puede condicionarnos en nuestra edad adulta, como hijos y como padres también.

 

Es importante poder ver esta situación, y qué esperamos o no hemos perdonado, de ellos aún y que ni

siquiera somos conscientes.

 

Primero hay que saber, que el amor de los padres siempre viene de la mano de las experiencias que ellos tuvieron como hijos y que ambiente emocional los acompañó.

 

Si estos padres, vivieron un clima de abandono o carencias, tuvieron que cumplir el rol de “padres de sus propios padres” o de sus hermanos o sufrieron destratos, en cualquiera de sus formas, esa experiencia los moldeará a ellos, para ser padres después.

Continuar leyendo...

gallery/blog web 7

Lo que vivimos en nuestra vida podría compararse con una película que se proyecta en una pantalla. Nosotros, con nuestros pensamientos, creencias y valores, seríamos el proyector. Si la película no nos gusta, la pantalla no es la responsable.

 

Ésto lo explica la física cuántica, que estudia el comportamiento de las partículas más pequeñas, llamadas subatómicas y que entre otras cosas a definido que: todo es energía, que los efectos de esa energía varían si se los observa o no y en qué condiciones, ésta es observado; que nada está predeterminado, sino que existe infinitas probabilidades cuando de un resultado, se trata.

 

Entonces, podemos aplicar esto a nuestra vida y decir, por ejemplo:  si tengo un conflicto con algún compañero de trabajo, que me exige y desvaloriza, deberé tomar esta situación para observar entre otras cosas:

Continuar leyendo...

gallery/blog web 5

Ante todo, sabemos que la física cuántica es un modelo matemático que, desde hace más de 100 años, ha descubierto un conjunto de ideas revolucionarias, sobre el comportamiento del mundo microscópico (o sea, aquello que no vemos). He aquí, algunas de sus leyes:

 

1) Los átomos, que se muestran como partículas, en realidad son energía, que interaccionan con el medio, emitiendo fotones o luz, con un resultado que dependerá de su entorno o contexto. Y que todo aquello es información…

2) El observador (nosotros) alteramos aquello que observamos, por lo tanto, las consecuencias o sus resultados, no están predeterminados, sino que existirían infinitas posibilidades, según cómo y quién lo mire. Se llama “efecto observador”.

 

3) Los objetos pueden estar en varios lugares a la vez, llamado “no localidad”.

Continuar leyendo...