Cefaleas

Las cefaleas se caracterizan por un dolor de cabeza recurrente, a menudo muy dolorosas e incapacitantes. Las cefaleas frecuentes, así como el temor constante con respecto al siguiente episodio, dañan la vida familiar, las relaciones sociales y el trabajo (ausentismo laboral).

Son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso y dentro de las más frecuentes, se encuentran las jaquecas o ‘migrañas” (de origen vascular) y las cefaleas tensionales (musculoesquelética).

 

El conflicto biológico que desencadena una cefalea responde a la “dificultad de solucionar un problema por medio del intelecto”.

 

Las personas con crisis de cefalea comparten características comunes:

  • Son muy “mentales’”, buscan explicaciones racionales y lógicas para todo. 
  • Pueden ser personas que no saben detenerse, intelectuales, muy perfeccionistas, exigentes, que no se conforman con nada.
  • O bien, personas evasivas, que viven en sueños, sin afrontar la realidad. 

Estos conflictos se viven desde una desvalorización intelectual, sentir que se está “excedido por las circunstancias…”, o en personas de alto rendimiento que tienen “miedo de no estar a la altura”, que buscan el rendimiento máximo.

gallery/cefalea publicación

Las personas con cefaleas o migrañas tienden a reflexionar demasiado, quieren o necesitan entenderlo todo.

 

“Esta necesidad de razonarlo o intelectualizarlo todo, suele ser un mecanismo defensivo, ya que, a través de ello, la persona evita tomar contacto con sus emociones.

Sin duda poder acceder a ellas, nos da la oportunidad, no solo de conocer nuestras necesidades, sino también para tomar consciencia de las valiosas herramientas, que creemos, no tenemos”.