Colon irritable

El colon irritable, también conocido como «Síndrome del Intestino Irritable», es un cuadro crónico y recidivante. Se presenta con dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal (diarrea o estreñimiento).

 

Se puede acompañar o no de una sensación de distensión abdominal, gases o “meteorismo”, sin que se demuestre una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinal, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

 

Debemos remarcar que, el aparato digestivo controla una de las funciones más arcaicas: la alimentación, absorción de nutrientes y eliminación de desechos, vitales para sobrevivir.

 

El intestino grueso o colon es un órgano muy importante del sistema digestivo, encargado de la eliminación de residuos sólidos a través de las heces.

 

 A este nivel, la temática principal se refiere a un conflicto vivido como “bocado indigerible que necesito eliminar” (real o simbólico). “A situaciones vividas como “porquerías” o de «mierda» que son generadas en el marco familiar”. Se involucra a esta última, por el carácter vital que tiene, ya que sin una familia que me cuide y alimente, mi supervivencia se encontraría en peligro.

 

Es importante tener en cuenta que, para un individuo, la familia puede ser real o simbólica: familia de origen, la que se construye, o tratarse de aquellos vínculos que, para él, representan una familia, por ejemplo: el trabajo, amigos o el grupo de referencia.  

 

“Es importante, poder tomar consciencia de aquella emoción oculta, que alimenta y sostiene el síntoma y de ese engrama que lo dispara una y otra vez. Mirar las creencias y pensamientos que nos identifican y condicionan nuestra manera de vivir, sobre todo, con aquellos vínculos que para nosotros son tan importantes y con quien tenemos una fidelidad, más allá de toda razón o circunstancias”.

gallery/colon irritable publicación