Situaciones de conflicto que se repiten

¿Cómo abordarlas?

 

…Aquí, algunos ejemplos:  

“Siempre encuentro el mismo tipo de pareja”

“No me animo a empezar una relación”

“Estudio, pero no me puedo recibir”

“No logro ganar dinero” o “Pierdo todo lo que gano”

“Mi pareja me maltrata”

 

Para abordar cualquier situación de conflicto desde la Bioneuroemoción ® partimos de algunos conceptos como:   

 

PROYECCIÓN: yo no veo las cosas como son, sino como creo que son. Aquello que proyectamos es aquello que vivimos. Por ejemplo: “mi pareja me desvaloriza" significa, "yo me desvalorizo a través de ella”. Ésto se entiende porque, para el inconsciente “el otro no existe”; todo el tiempo me relaciono conmigo mismo a través del otro.

 

ESPEJO: siguiendo con lo dicho anteriormente, el otro, es un espejo de nosotros mismos y nos muestra aquello que pienso o veo en mí y no admito. “Si me desacreditan todo el tiempo, soy yo, quien se desacredita y no me doy cuenta”. Recordemos que todo este mecanismo es inconsciente, no lo registro y hay que tomar contacto con él.

 

SOMBRA:  es aquello que no nos gusta ver de nosotros mismos, que reprimimos y lo vemos en los demás. Llegamos a decir cosas como: “lo que me enoja de él, es que es un egoísta, solo piensa en sí mismo” y es probable que esto refleje, “la necesidad de pensar en mi mismo y no me lo permito” … por ejemplo.

 

RESONANCIA: nada de lo que vivimos es casual, todo resuena.  Aunque no nos guste, sintonizamos en la misma frecuencia con aquello que vivimos: “si me encuentro con hombres que no quieren comprometerse” mi información, por experiencias personales o de mis ancestros será: “no quiero o no puedo comprometerme” y como es inconsciente, yo no lo sé, no lo entiendo y lo repito.

 

POLARIDAD:  Todo en la vida se complementa; lo femenino no puede expresarse sin lo masculino, lo negativo sin lo positivo.  Las polaridades se unen, para lograr un estado estable y así vemos que “si vivo con alguien que me maltrata y yo soy la víctima”, ambos estamos bajo una misma información que debe de transcenderse en mi vida y en la de mi familia y es:  la “desvalorización”; cada uno cumpliendo su papel en versión opuesta o complementaria.

 

ENTRELAZAMIENTO CUÁNTICO: cualquier cambio que se produce en mí, se reflejará en todo lo que me rodea. Tomo conciencia de algo, cambio mi forma de verlo y tomo una decisión, “sin esperar que el otro lo haga” y el escenario que me rodea de pronto parece que cambia… Decimos aquí: “toma consciencia y el resto te acompaña.”      

 

Todas las situaciones vividas tienen un “para qué”, creemos que tomamos decisiones, pero nuestros programas, lo toman por nosotros.

 

Tomar conciencia de ello, es poder acceder a ese programa que es información, y a nuestra sombra, o sea el equivalente a “arrojar luz a la oscuridad”

Y como toda nuestra información es inconsciente, es trascendental develarla y conocerla, ya que "inconsciente o reprimida”, no significa olvidada, sino escondida y con energía propia, que pugna por salir, y que lo puede hacer a través de un síntoma físico o una situación de conflicto.

 

Siempre habrá que mirar también, toda la información que nos brindan nuestros ancestros (inconsciente familiar) ya que como sabemos, “la información nunca muere sino se transforma”.

Toda vivencia que se repite en la familia, es una información de una situación que no se pudo o no se supo manejar y que deberá pasar de generación en generación, hasta que alguien lo resuelva, siempre con el objetivo de un beneficio mayor, “el equilibrio del clan.”

 

 

"Hasta que no hagas consciente lo que llevas en tu inconsciente,

éste último dirigirá tu vida y tú le llamarás destino"

Carl Gustav Jung