EL OTRO ES MI ESPEJO... ¿QUÉ SIGNIFICA?

Partimos del paradigma, de que todo está unido y nada de lo que nos ocurre, es casual. Somos parte del mismo universo y para el inconsciente, el otro, no existe. Siempre me estoy relacionando conmigo mismo, a través de los demás.

 

Si mi pareja me desvaloriza, soy yo quién se desvaloriza, y él o ella, me lo recuerdan. Si en mi trabajo, no me registran o me maltratan, debo de preguntarme ¿qué, no estoy registrando de mí misma o en que me estoy maltratando?

 

Todo lo que vivo habla de mí; es mi proyección.

 

Digamos que nuestra vida es un gran escenario y tanto yo, como los que me rodean, cumplen un papel en mi obra de vida. Todos tienen el rol perfecto, para llevar a cabo esta obra.

 

Por lo tanto, una forma de vivir mis relaciones podría ser desde el victimismo “todo me pasa a mí, todo es injusto, “o tomar a los demás como mis maestros, que espejan aquello que estoy proyectando de mí misma, y hasta el momento no me había dado cuenta.

 

Entonces, ante cualquier conflicto, pensar ¿qué me viene a enseñar esto? ¿Qué tengo que mirarme, o que creencia tengo que cambiar?

gallery/blog 1

Nadie quiere pasar por situaciones adversas, pero es través de ellas, que nos vemos obligados a cuestionarnos y a crecer. Debemos tener esa situación de conflicto, que hace de llamador, para parar y observar que nos viene a decir de nosotros y así poder darle una salida.

 

Por eso, en una consulta, cuando me preguntan ¿y cómo sé si lo que elijo, es para mí?

 

Les contesto “… puedes empezar por observar, qué te devuelven tus espejos”.