Piel

La piel, es el mayor órgano del cuerpo humano; lo recubre y protege. Está formada por dos capas: una superficial llamada epidermis y otra más profunda, la dermis.

 

EPIDERMIS O CAPA SUPERFICIAL:

La epidermis permite el “contacto directo con todo aquello que tocamos”, por lo que simbólicamente puede asociarse al contacto, a sentirnos cercanos a algo o alguien, y a la falta de contacto, sentirnos separados de algo o alguien.

 

Conflicto biológico

La epidermis se relaciona con "pérdidas abruptas o inesperadas de contacto físico, miedo a perder el contacto o al rechazo hacia aquellos contactos que no queremos tener ".

 

Sus patologías más comunes:

Eccema o dermatitis atópica: los síntomas incluyen picazón en la piel, coloración rojiza y seca, causada por la inflamación. “Conflicto de separación. Sentimiento de distanciamiento, de muerte simbólica”.

 

Psoriasis: Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, no contagiosa, que produce lesiones escamosas, engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva.

gallery/piel publicacíon

“Es un conflicto de dobles separaciones: conflicto de sentirse separado de sí mismo, de su identidad, más un conflicto de contacto obligado”, por ejemplo, muere mi padre y mi madre abrumada por la situación debe trabajar más:  siento que la pierdo a ella también.

 

Vitiligo: Afección cutánea caracterizada por una pérdida localizada de la pigmentación (manchas blancas). Los conflictos biológicos se refieren a separaciones en un contexto en el que “Necesito que, entre más luz, separación fea, sentirse sucio interiormente, querer limpiar la culpa”.

 

Alopecía: pérdida de cabello en áreas donde el cabello crece normalmente, ejemplo: cuero cabelludo. La zona afectada informa del tipo de separación: si es en la cabeza, tiene relación con el arquetipo “padre o cabeza de clan” (real o simbólico).

 

DERMIS o CAPA PROFUNDA

La dermis es la capa de tejido conjuntivo situada bajo la epidermis y tiene un grosor mucho mayor que la epidermis, contiene fibras de colágeno y elastina que aportan flexibilidad y elasticidad a la piel, la mayoría de los anexos de la piel, como glándulas sebáceas y sudoríparas, así como terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y receptores sensoriales para el sentido del tacto.

La función de la dermis es el de proteger el organismo del medio que nos rodea, ya sea de traumatismos, rayos solares o agentes invasores. Actúa como barrera de defensa.

 

Conflicto biológico

El sentido biológico puede estar asociado a esta función principal de barrera de defensa ante una posible “situación vivida como un ataque o agresión simbólica, que atenta contra mi integridad como persona”.

 

Sus patologías más comunes…

Melanoma: también conocido como melanoma maligno, es un tipo de cáncer que se desarrolla a partir de las células que contienen pigmentos de melanina: los melanocitos.  

Se pueden vivir conflictos relacionados del tipo: “me siento sucio, manchado, mancillado o desfigurado física o moralmente”; “me protejo de los rayos del sol (padre)”; “me protejo de la mirada del padre” (real o simbólico), “me protejo de una mirada sucia...”.

 

Hiperhidrosis: Sudoración excesiva, mucho más allá de lo necesario. Los conflictos biológicos responde a la necesidad de escapar del depredador: "si me agarra, yo me escurro".

 

Acné: es una inflamación que afecta al folículo piloso y a la glándula sebácea. Los conflictos biológicos se refieren a “situaciones de mancilla con subtonalidad de desvalorización” (desvalorización estética asociada).

 

Micosis (Hongos): conflicto de ataque a la integridad, con una connotación simbólica de “muerte o fin” (porque los “hongos”, se nutren de sustancias muertas). Según la zona afectada, tendrá una tonalidad de conflicto asociada.

 

“Tomar contacto con la emoción guardada, debajo de todo aquello que rechazamos y nos vemos obligados a mantener, o aquello anhelado pero no  obtenido, es el primer gran paso para comprender lo que realmente necesitamos, y así poder elegir.”