Sobrepeso

gallery/sobrepeso publicación

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el organismo.

El tejido adiposo o graso está formado por células llamadas adipocitos. Estos se acumulan preferentemente en la hipodermis (la capa más profunda de la piel).

Este tejido cumple funciones importantes en nuestro organismo: amortiguar, proteger y mantener en su lugar los órganos internos. Es un aislante del frío y del calor. Cumple también, funciones metabólicas, generando grasas para el organismo.

Además de estas funciones clásicas, se ha podido comprobar que el tejido adiposo cultivado en medios adecuados puede dar origen a otro tipo de células (cartílago o hueso, por ejemplo). Por lo tanto, aporta estructura, donde se lo necesite.

 

Conflictos relacionados con el sobrepeso

 

Estos conflictos se entienden, a la luz de la del comportamiento biológico observado en la naturaleza. Nunca olvidamos nuestro origen arcaico y nuestro inconsciente no distingue lo “real de lo simbólico.”

 

  • Conflicto de abandono: Porque cuando se es abandonado, no se tiene defensa y esto puede significar la muerte. La única opción posible para sobrevivir es tener alimento y almacenar la mayor  cantidad posible para hacerse grande.
  •  Conflicto de silueta: Dijimos que ser grande y corpulento es una solución perfecta para sobrevivir. Si se suma un conflicto de silueta significa que, para el inconsciente, no se es lo bastante impresionante como para disuadir a los depredadores y evitar ser atacado.  “Me desvalorizo más y engordo en un intento de aumentar mi imagen.”
  • Conflicto de carencia indigesta: El alimento mejor adaptado para cualquier mamífero es la leche materna. Este conflicto puede estar relacionado con la falta de alimento materno, tanto real como simbólico (falta de alimento afectivo de la madre).
  • Conflicto de identidad: Sentir que no se tiene un lugar en la familia, o en el clan. 
  • Necesidad de protección o aislamiento: La grasa proporciona resistencia al frío y mantiene el calor. Por tanto, nos protege de las «relaciones frías» y evita “la pérdida de calor humano”, “me protege del contacto que no quiero”.
  • Otros factores a tener en cuenta: Obesidad derivada de una alteración glandular, por ejemplo, hipotiroidismo o diabetes etc. Se tiene en cuenta el significado biológico de la glándula afectada además del resto de conflictos.

“Es muy importante conocer, con que “creencias y valores” cuento. Cómo me veo, o como creo que me ven. Hasta donde me considero invisible y espero infructuosamente el reconocimiento de los demás. Tomando conciencia de ello, puedo empezar a verme a mí mismo, y los demás lo harán, sin esperarlo.”